Gumersindo López López

Gumersindo López, El CangrioLópez López, Gumersindo (el Cangrio)
Cartagena (Murcia), 21.07.1911 – ?, 2001

Trabajó en las obras de la Exposición Universal de Barcelona de 1929 y en la construcción de la nueva aduana. Perteneció al Ateneo Cultural de Defensa Obrera del Prat Vermell y militó en el Sindicato de la Construcción, siendo elegido delegado de la barriada. En julio de 1932 fue detenido por tenencia de armas y condenado a cuatro meses y un día. Integró el Comité de Defensa Confederal durante la insurrección de enero de 1933. En junio de ese año fue de nuevo encarcelado, acusado de coacciones, a raíz de la huelga de la construcción. Desde la cárcel Modelo firmó en Tierra y Libertad, en nombre de la Juventud del Prat Vermell, una declaración contra la constitución de la FIJL (Federación Ibérica de las Juventudes Libertarias). En septiembre de 1935 también fue apresado por unas armas encontradas en la sede del Sindicato de la Construcción.

Tras los combates de las primeras jornadas revolucionarias fue nombrado delegado en la Sección de Defensa del Comité Central de las Milicias Antifascistas y, luego, formó parte de la Consejería de Defensa. Se incorporó a Fortificaciones, llegando a comisario de compañía en el 25 Batallón de Obras y Fortificaciones del XII Cuerpo del Ejército, destacado en Azuara (Zaragoza). En julio de 1938 fue juzgado en Igualada (Barcelona) por un informe en el que denunciaba la represión ejercida por los comunistas en el frente y, aunque se le solicitaba una pena grave, salió en libertad.

Se encargó de la evacuación de los batallones de fortificaciones y atravesó la frontera por La Jonquera hasta Le Perthus. Pasó por distintos campos de concentración ―se evadió del de Argelès, aunque, tras ser nuevamente detenido, fue enviado al de Vernet― y compañías de trabajadores extranjeros. Desde el puerto de Sète (Languedoc-Roussillon) conectó con la organización libertaria del área de Perpiñán. Estuvo recluido en el campo de Djelfa (Argelia) de 1941 a 1943. Tras su liberación, colaboró en la edición de Solidaridad Obrera en el norte de África. De vuelta a Francia, fue secretario de la Federación Local de Viviez en Aveyron y participó en la Comisión de Relaciones de la barriada del Prat Vermell en el exilio. Aunque uno de sus escritos lo titulara «Yo no fui a la escuela», escribió y recitó poesía, dejando unos cuantos manuscritos relatando su experiencia militante y reflejando su ideario.

Se puede leer también un extracto de sus memorias en “Mi actuación militante como sindicalista”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s